Pros y contras de la Medicina (incluida la preventiva) o los peligros de la futilidad

23 Abr

Andreu SeguraAndreu Segura, Secretario del Plan Interdepartamental de Salud Pública de Catalunya

Me decía mi abuela que todo tiene ventajas e inconvenientes, pros y contras. Sin ninguna pretensión filosófica encuentro que, al menos por lo que respecta a la medicina, tenía razón. Y, para que no haya dudas, quiero dejar claro que valoro el saldo neto de las intervenciones médicas como claramente positivo. Incluso en algunos casos en los que la medicina se ha aplicado a circunstancias más bien naturales como el embarazo y el parto o la menopausia. Aunque la enfermedad y la muerte también lo sean de naturales. Para mí, pues, la medicalización no tiene porque ser perjudicial. Pero tampoco se trata de menospreciar los efectos adversos que genera la práctica médica, y por extensión sanitaria.

Que la medicina puede hacer daño es algo sabido desde hace mucho tiempo. El código de Hammurabi, uno de los primeros textos normativos de la humanidad, compuesto hace casi cuatro mil años, no sólo hace referencia sino que, además, sanciona las prácticas médicas perjudiciales. Mucho más célebre, sin embargo, es el aforismo “Primum non noccere“, presuntamente una traducción del griego hipocrático atribuida a Galeno, probablemente como recurso didáctico en sus clases de Auguste Chomel, preceptor de Pierre Alexander Louys el padre de la Medicina Numérica, maestro de William Farr y de Lemuel Shattuck y crítico tenaz de las sangrías indiscriminadas. Los hipocráticos, más llanamente, decían que el médico, por lo menos, debe intentar no hacer daño al paciente. Continue reading

“The Poverty Hypothesis” versus “The Capacity Hypothesis”

16 Abr

Jordi VarelaJordi Varela, Editor del blog “Avances en Gestión Clínica

El nivel socioeconómico influye sobre el consumo de bienes y servicios de cada comunidad de manera muy evidente, fenómeno que incluye, lógicamente, las tasas de hospitalización. Pero, ¿en qué sentido la pobreza, o la riqueza, determinan el consumo hospitalario? Y qué papel juega, en las tasas de hospitalización, la accesibilidad a las camas instaladas en la propia comunidad?

Para intentar responder a estas dos preguntas analizaré dos trabajos, uno inglés y el otro norteamericano, que ponen el énfasis en dos hipótesis diferentes, el primero lo hace sobre la influencia de la pobreza y el segundo sobre la capacidad instalada.

El trabajo inglés. Hipótesis: la pobreza es determinante Continue reading

Avanzando hacia la caracterización del impacto social de los centros de investigación biomédica de Cataluña: ¿vamos bien?

9 Abr

Paula AdamPaula Adam, Responsable de Evaluación de la investigación AQuAS

Mientras proliferando el número global de agentes que se interesan por la evaluación del impacto de la investigación de los organismos de I+D, sobresale repetidamente una inquietud común: la necesidad de definir una batería de indicadores de resultados o de impacto comparable e internacionalmente aceptada. Una de las propuestas con vocación global la llevó a cabo en 2009 un panel de expertos canadiense con un conjunto de indicadores acompañado de un modelo teórico y un llamamiento a la comunidad global para avanzar en la mejora y refinamiento de los mismos. Desde entonces, otros organismos han declarado intereses similares. Sin embargo, no conocemos ninguna iniciativa exitosa de amplio alcance. Más bien, han destacado en la literatura las posiciones a favor de una visión mixta de indicadores métricos cuantitativos combinado con aproximaciones cualitativas. Continue reading

Implementar y evaluar el impacto de las recomendaciones de Essencial

2 Abr

carialmazanCari Almazán, Responsable del Proyecto Essencial

Essencial es un proyecto pionero en nuestro contexto. Presentado en marzo de 2013 fue la primera iniciativa en Cataluña y en España creada con el objetivo de identificar y elaborar recomendaciones para evitar prácticas clínicas de poco valor. Este objetivo no se circunscribe a generar una lista periódica de recomendaciones. Essencial nació también con la voluntad de promover un cambio real en la práctica clínica. Para lograrlo se han elaborado estrategias complementarias para implementar las recomendaciones y medir su impacto.

¿Qué entendemos por prácticas clínicas de poco valor?

Está claro que, junto a prácticas de efectividad contrastada, hay otras de escaso valor o incluso, las hay que no aportan ningún valor sustancial a la práctica clínica. Al hablar de prácticas clínicas de poco valor nos referimos a intervenciones sanitarias inapropiadas en circunstancias determinadas, bien porque son inefectivas, no hay evidencia científica sobre su efectividad, los riesgos superan los beneficios o hay alternativas más coste-efectivas. Las consecuencias de una práctica inapropiada son el incremento del sobrediagnóstico y del sobretratamiento, tal como menciona el artículo reciente Update on medical overuse publicado en la revista JAMA . Continue reading