Pediatría en los Pirineos, una experiencia innovadora en el Alt Urgell (Cataluña)

16 Mar

Hoy entrevistamos a Jordi Fàbrega (@jorfabrega) -director de Pediatria dels Pirineus-, una coperativa de pediatras que cuenta con 7 años de vida.

Glòria Ruiz, Neus Méndez, Toñi Parra, Jordi Fàbrega

La presencia de núcleos rurales de difícil acceso, la lejanía respecto a los grandes núcleos urbanos, una gran superficie, una baja densidad de población y un déficit de pediatras en la zona son las características del Alt Urgell que han dado lugar a Pediatria dels Pirineus, una iniciativa innovadora que forma parte del Observatorio de Innovación en Gestión de la Sanidad en Cataluña (OIGS).

Observatori d’Innovació en Gestió de la Sanitat a Catalunya (OIGS)

Con la experiencia adquirida en estos siete años, ¿qué mejoras consideras que ha aportado el proyecto?

Yo creo que lo más importante ha sido la estabilidad y el hecho de asegurar el contínuum assistencial entre nuestros niños y niñas. Desde el inicio hemos podido realizar una cobertura al 100% de los consultorios pediátricos en primaria y en el hospial, atención ordinaria y guardias localizadas incluídas. Este hecho ha permitido una excelente accesibilidad de la población, con un 100% de éxito de cita previa el mismo día y, además, con una alta resolución desde la atención primaria, con un incremento de los estándares de calidad asistencial.

Esto ha conllevado una disminución drástica de las visitas a las urgencias del hospital y de los ingresos y traslados fuera del territorio. Incluso ingresando menos y, por tanto, aumentando la complejidad de los niños y niñas ingresados, se ha conseguido que disminuyera la duración media de estos ingresos hospitalarios.

El hecho de mantener el cordón umbilical con el Hospital Sant Joan de Déu de Esplugues de Llobregat, en Barcelona por lo que refiere a la formación de los profesionales pediatras y por lo que refiere a la derivación de nuestros pacientes ha permitido aumentar, precisamente, esta resolución dentro del territorio.

De este modo, los niños y sus padres siempre ven al mismo pediatra -o equipo de pediatras donde todos ellos conocen su problemática- y dan soluciones siguiendo los mismos protocolos que se seguirían en el Hospital Sant Joan de Déu.

Otro elemento remarcable es que por el hecho de estar integrados dentro de la Unidad Materno Infantil del Alt Urgell, con obstetras y comadronas, ha permitido ampliar esta homogeneidad en las actuaciones en todo el ámbito maternoinfantil y ha permitido iniciar proyectos como el alta precoz postparto con el seguimiento conjunto pediatra/comadrón y los grupos de apoyo postparto, que han tenido una excelente acogida entre la población.

También la página web, iniciada el año 2011, nos ha acercado a la población para poder hacer divulgación de temas pediátricos. Especialmente, el consultorio virtual es una herramienta muy utilizada por padres y madres para resolver dudas con una gran agilidad y sin requerir el desplazamiento hasta la consulta.

Los buenos resultados y los premios avalan la labor de la entidad constituida y que ha permitido garantizar una atención pediátrica, primaria y hospitalaria eficiente. ¿Cúales son las claves del éxito?

Creo que es fundamental la autonomías de la gestión, el hecho de podernos autogestionar agendas, horarios y autocoberturas, y mucho más. Ésto ha facilitado adaptar la tarea asistencial a la realidad del territorio y también a las realidades de cada profesional, intentar conciliar la vida laboral y familiar de los profesionales y és más, incluir también la realización de formación continuada.

Otro elemento clave es la relación con un centro de primer nivel como el Hospital Sant Joan de Déu, hecho que nos asegura que esta formación continuada y nos proporciona solución al problema del aislamiento profesional que puede darse en zonas alejadas de las metrópolis. De alguna forma, sentimos que tenemos un “hermano mayor” que nos ayuda cuando hay dificultades y que nos acompaña en el camino.

¿Crees que este modelo innovador de autogestión se podría aplicar a otras especialidades médicas y extrapolarlo a otras comarcas?

Estoy completamente convencido de que se trata de un modelo reproducible a casi todos los ámbitos asistenciales y territorios. Pero es importante encontrar profesionales dispuestos a dar el paso y que la administración se lo crea y quiera apostar por ello.

Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) han desarrollado un papel fundamental desde el inicio. De todas las acciones que se han promovido desde vuestra experiencia, ¿cúal ha sido la que mejor ha funcionado?

Sin ninguna duda, la página web y el consultorio virtual.

La página web (con su parte interna a la que tenemos acceso todos los profesionales) es donde tenemos todos los protocolos colgados y hace posible que todos trabajemos de la misma forma, incluyendo a los médicos de familia que hacen guardias en los diferentes consultorios del Alt Urgell y que tienen acceso al web.

El consultorio virtual, a su vez, permite que de forma pausada y sin interrumpir visitas (como sucede con las siempre inoportunas llamadas telefónicas) contestar dudas de los padres. De esta forma se evitan consultas presenciales que implican tiempo de los padres y, más que nada, preocupaciones.

Hace cinco años abristeis en vuestra página web un consultorio virtual dirigido a los padres y tutores. ¿Recibís muchas consultas a través de este canal?

La verdad es que no. Recibimos una media de 1’2 consultas al día, repartidas entre los 4 contingentes pediáticos de la comarca (pediatra e enfermería pediátrica). Se debe tener en cuenta que tenemos una accesibilidad muy buena a la visita presencial y que atendemos un total de 3400 niños de forma que los números no pueden ser muy elevados. La satisfacción de la familia y del profesional, respectivamente, es muy buena.

La innovación ha sido el motor de vuestra iniciativa. ¿Tenéis previsto implementar algun proyecto nuevo este año?

En diciembre del año pasado incorporamos los obstetras de La Seu d’Urgell dentro de la sociedad coperativa.  A pesar que desde el año 2012 funcionalmente estábamos trabajando juntos, ahora ya forman parte de la coperativa y esta nueva situación consolida mucho el proyecto.

Ahora nos gustaría poder incluir también a las comadronas del Alt Urgell porque con unos pequeños cambios se podría mejorar, de este modo, la atención, especialmente en salud comunitaria, actualmente deficitaria en nuestro territorio.

Este año, el CatSalut nos ha pedido poder implementar el modelo en otras zonas del Pirineo con la misma problemática de cobertura. Ahora mismo, este es uno de los temas que estamos estudiando.

Entrevista elaborada por Neus Solé Peñalver (@neussolep).

Email this to someoneShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *