Cataluña muestra su potencial de trabajo en equipo con el ensayo clínico REVASCAT de Trombectomia mecánica en el ictus isquémico grave

21 May

Sònia AbilleiraSònia Abilleira Castells, neuróloga. Plan Director Enfermedad Vascular Cerebral

Un ensayo clínico realizado íntegramente en Cataluña y con participación de 4 hospitales terciarios de ictus y el apoyo del Plan director de la enfermedad vascular cerebral demuestra que el tratamiento mediante catéteres en fase aguda del ictus isquémico grave es primordial para conseguir buenos resultados clínicos

El ictus isquémico ocasiona, en Cataluña, alrededor de 8.500 ingresos anuales. Se calcula que a los 5 años del ictus, el 70% de los pacientes están muertos o bien se encuentran en situación de dependencia y necesitan ayuda ajena. Hasta ahora, el único tratamiento de que disponíamos era un fármaco que administrado por vía intravenosa en las primeras 4,5 horas del ictus logra la lisis o la rotura del trombo en una parte de los pacientes, aumentando la probabilidad de sobrevivir sin secuelas neurológicas significativas. Este tratamiento, conocido como trombolisis intravenosa, tiene una eficacia muy reducida cuando el trombo se sitúa en una arteria principal del cerebro, lo que sucede en un 25% de los casos, y que clínicamente se traduce en ictus más graves.

Razones clínicas a parte, el tiempo también juega un papel fundamental a la hora de determinar tanto la idoneidad como la efectividad del tratamiento trombolítico intravenoso y, como en otras patologías tiempo dependientes, la organización de los diferentes niveles asistenciales que integran el sistema sanitario es clave para garantizar que el paciente llega temprano a un hospital adecuado que dispone de la tecnología necesaria y los profesionales expertos. Así, en mayo de 2006 el Plan director de la enfermedad vascular cerebral puso en marcha un modelo territorial organizado basado en un sistema de Código Ictus con el objetivo de mejorar el acceso de los pacientes a la trombolisis intravenosa, el único tratamiento basado en la evidencia científica, desde una perspectiva territorial amplia. Fruto de este modelo asistencial, en Cataluña entre 2006 y 2014 se ha producido un aumento muy importante tanto del número de enfermos agudos que se gestionan vía activación del Código Ictus como del número de enfermos que reciben tratamientos de reperfusión. Desde 2011 toda esta actividad terapéutica se recoge de forma prospectiva en el registro de reperfusión poblacional «Sistema Online de Información del Ictus Agudo».

Es en este contexto territorial bien organizado que se planteó la realización del ensayo clínico aleatorizado REVASCAT (clinicalTrials.gov, NCT01692379), en un momento en que si bien muchos ya creían que el tratamiento mediante catéteres de los ictus más graves era efectivo, lo cierto es que el efecto aún no había sido demostrado en ninguno de los ensayos clínicos realizados. REVASCAT aleatorizó el primer paciente el 24 de noviembre de 2012 y en un tiempo récord de sólo 2 años y con tan sólo 4 hospitales implicados ha conseguido reclutar 206 pacientes. Los objetivos principales de REVASCAT fueron (1) determinar la eficacia y seguridad de la trombectomia mecánica con Solitaire realizada en las primeras 8 horas del ictus frente al mejor tratamiento médico y (2) establecer la proporción de enfermos elegibles tratados fuera del ensayo. REVASCAT ha demostrado que los pacientes tratados con trombectomia mecánica multiplican por cuatro las posibilidades de tener más autonomía en su vida diaria, aumentan un 70% las opciones de recuperación de la capacidad funcional; reducen a más de la mitad el tamaño final del infarto cerebral causado por el ictus, y tienen una percepción de la calidad de vida post-ictus significativamente mejor. Por último, el aspecto único y distintivo de REVASCAT es que la coexistencia del registro de reperfusión de Cataluña permitió detectar sólo 8 fugas del ensayo. Este hecho es de capital importancia pues garantiza que los resultados son generalizables a la población objetivo.

Los resultados de REVASCAT se presentaron en primicia en el congreso de la European Stroke Organisation (17-19/4/15, Glasgow) coincidiendo con su publicación en the New England Journal of Medicine.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.